Seguidores, bienvenidos. Preparados que la función va a comenzar...

jueves, 5 de marzo de 2009

Pectinicülus, domador de leones




—Si no fuera por este circo, por más amolados que ándemos, quién sabe onde andáramos. Yo no sé ler ni escrebir. Tal pareciera que yo nomás vine a nacer pa´ domar lo mismo leones que cocodrilos o perros o lo que me anden poniendo en el frente. Es duro pesado y mucho miedo tenerlos cerca de la vista de uno. Mucho miedo del bueno. Chicote en mano derecha y la izquierda con el “escudo”. Pa´l tal “escudo” ese que venga una silla o la lámina de mi traila que pongo de puerta porque no tengo. Digo, ahí me duermo como buki que no quiere pelar los ojos por estar bien mucho a gusto. Bueno, se mete el frillazo y así nomás lo tapo cuando se viene con todo y no avisa. ¿Y pa´ qué? Da igual donde me dé la nochi o la alba en la mañana de madrugadita cuando va clareando. Te decía. Te digo que ahora no me presto ya más pa´ la bebida y desvelada y menos hora que ya está pa´ luego nomás viéndome qué hago y qué no hago. Si anduve por los Japones y las Argentinas de los Montes, acá en lo alto de ellas donde casi no viven gentes. Camine que camine me la pasé de unas familias en sus casitas y luego haí te voy a otras como si anduviera buscando mendrugos. Cambie y cambie de hospedancia. Comía en donde y de lo que fuera “que hoy no hay, pos no hay y ya a amarrar tripas aunque rechinen”, “que ahora sí, sí y sí, po´s venga tragazón a la boca y más vale que te llenes porque a la mejor mañana no la vivimos pa´ contarla”. ¿Zapatos? Que luego estorban. Ya uso porque no sé de otra que salir pa´ la jaula y entonces me ven y qué han de decir. Que digan esto o aquello no pasa nada pero ya lo ves cómo son. También me han dicho que no es de nombres el mío, “que mira lo que trais de cómo te hablo”, “no, yo no me gusta decirte así, nunca. Te diré como quieras, pero no así como te nombran”. Pectinicülus. Pectinicülus, qué fregados les cuesta de abrir la boca como mis animales que domino en sus banquitos pa´ decir lo que no quieren. Si ellos hasta he pensado que me están hablando en un idioma que no se les entiende muy bien, así como de los diablos o no sé. Nunca he oído hablar a los diablos pero han de ser bien que iguales con gemidos y bramidos y gritos y ganas de matar y tragarse todo ensangrentado. No les gusta que vengan y se metan y los quieran querer otros que no venga a ser yo. Así te lo digo. A mí me costó ¡puta! Un chingamadral de tiempos de días que ya no me acuerdo cuántos fueron. Total, que me los vine a ganar de poquito a poquito. Como que yo nací, mira pues, con un don que vengo a pensar me lo aventó un brujo allá en las selvas donde anduve de morro ya hace mucho o si no es de ahí entonces no sé de dónde lo pude agarrar. A mí me hacen caso. Ellos me han de entender y no las gentes que hacen como que sí y en verdad no. Se hacen como muy entendidos y pa´ nada. No soy pa´ traparme al alambre o a la llanta pa´l pedaleo, me caigo y ya no habrá ni jaula ni miradas ni papilla. Yo nací así como me ves y tú así como estas, pa´ qué nos vamos a sentir lo que nunca seremos ni somos. Tú tu talento y yo el mío. La primera ves que me metí con el chicote apretujado de la mano, se me voltiaron los guevos pa´l lado de las nalgas y así me aventé la función. Cuándo había yo estado así como te digo. Nunca lo pensé pero si no lo hago yo, po´s a quién van a meter pa´ que lo maten y luego, a nosostros, se nos acabe la forma de vivir. Y ellos, los leones, eran entonces como una docena que siguen siendo hasta ahora. Uno que otro más pero es la misma chingadera que viene al caso “uchile pa´ allá, pa´ allá, váyase, ¡que sube por las escaleritas acomodadas y luego un salto! Saludo, ¡gruñido y vuelta como perro! Uchile, a su caja. El que sigue”. Así es todos los días de función. Los leones son los mismos y yo también. Son como el encanto de los animales entendidos que pa´ luego les hablo y me hacen caso como hijos que, claro, no quiero tener ni tengo pero a veces sí me los imagino conmigo a mi lado. Se trepan y encajan garras “que haste pa´ allá”, y se van ya cuando clavaron y sacaron la sangre pero ellos no saben de cuál daño que han de hacer. Cuál. La sangre es sangre y no la huelen a lo menos que seas un venado, uno de esos que saltan como pescados pero en la tierra. Cuando me enfermo no hay enfermedad que me acueste. Ya. Ni bañarlos ni nada a manguerazos porque luego se enojan y se desquitan. Ya no sería la sangre sino la carne toda negra y tarda en cerrarse. Mañana será la otra y entonces te sigo contando. El día viene y hay que salir a dar los huesos pa´ que los perros de las miradas en las butacas nos coman o nos entierren en cualquier arenal.




Por Sergio Iván Ramírez Huerta

18 comentarios:

pekeña dijo...

Tienes razon: la vida es un gran circo...

Sabemos que hay que salir a dar la función, pero quien sabe cuando se nos revelen las fieras y nos deshagan con sus garras.

nada es seguro y todo es un riesgo

saluditos

Noriako Agashashi dijo...

Esta bien...me gusto mucho eso...

"LA VIDA ES UN GRAN CIRCO...PERO SIN ESPECTADORES"...me encanto simplemente este escrito...puedo asegurarte que me meti tanto en la lectura...que de pronto todos los sonidos a mi alrededor dejaron de existir por unos minutos....

Si...la vida es así, rodeada de espectadores que esperan un espectáculo al cual decider aplaudir o no dependiendo de la calidad, comprender, idealizar...

no obstante...la vida no se basa en espectadores solamente...también, en los que la protagonizan y quienes...se introducen de alguno u otra forma, es aquel temido y extraño espectáculo...

¡¡ME ENCANTA TU BLOGGER Y TU FORMA DE ESCRIBIR!!

Donata dijo...

gracias por el comentario
Que tengas un buen día
saludos de Polonia

JOLANTA dijo...

Pozdrawiam serdecznie!

Elisa dijo...

ante todo, gracias por pasar pormi blog y por supuesto que seguiremos en contacto.la vida es un circo dices tu y es muy probable que tengas razón. siempre le tuve miedo a los circos a todo ese espectáculo que implica, pero creo que no nos libramos de serp arte del mismo. muy bueno el blog
un abrazo
elisa =)

lunaazul dijo...

Si la vida es un circo mejor que sea divertido.El dolor no es buen compañero. Hay algo desgarrado en lo que escribes, me gustó mucho, aunque a veces me resulta difícil entender las palabras.
Es curioso que tu amiga y yo nos parezcamos, de todas formas esa foto hace tiempo que me la hice, ahora llevo el pelo muy corto.
Te dejo un beso, hasta pronto.

Marlén Carrillo Hernández-Ferman dijo...

De dónde sacaxtle el nombre? Está con ganas.

Pues gracias por los comments, nos vemos mañana.

Saludos!

Dunames dijo...

ME ENKANTO, PRINCIPALMENTE LA PARTE DONDE DESCRIBE LA RUTINA DE LOS FELINOS: K SUBETE K DA VUELTAS. Y CUANDO SACAN LAS GARRAS PERO NO SABEN LO K HACEN, Y ES CIERTO PK CON MIS GATOS PASA LO MISMO ME RASGUÑAN PERO NO SABEN K ME HIEREN. TOTAL LOS ADORO NOMAS K A TÍ EH!

QUE ANDES BIN

T MANDO MUXOS BESOS

TKM

BYE

luna45 dijo...

Hola corazon como estas espero que toda via completo jajaja no creas que me burlo de tu trabajo no solo que yo tambien tengo un tio lejano que trabaja en el ataide hnos,y me dice que hay ocaciones en que si sienten mucho miedo,
Si eso de la vida es un circo tienes toda la razon ya que estamos como los trapecistas en ocaciones arriba y otras abajo.

Te dejo un enorme saludo y cuidate mucho por favor ya que ese trabajo que tienes es muy peligroso porque no sabes en que momento lo animalitos se exalten y zas,seguimos en contacto y espero que me sigas contando de tu vida en el circo ya que es muy interesante,te repito no es burla por favor no malinterpretes mis palabras.besos

ARMIDA MARTIN dijo...

Un blog hermoso, y sumamente original, te felicito...

Nunca dejes de sonreír dijo...

Buena reflexion!!...., siempre que leo tu blog, de una manera u otra me dejas anonadada!!!;

Pasate por mi blog, que tienes que recoger una cosa!!!


Un abrazo!

luna45 dijo...

VISION DE ARLEQUIN GRACIAS POR IR A MI CASA QUE YA CONSIDERALA TUYA

Y DISCULPA MI TORPEZA DE VERDAD CREIA QUE VIVIAS EN UN CIRCO


YO SI VIVO EN UNO PERO ES EL MAS CRUEL EL DE LA VIDA.

TE DEJO MUCHOS BESITOS Y GRACIAS POR LA ACLARACION

Anna. dijo...

"¿Zapatos? Que luego estorban".. siempre, siempre estorban sobre este escenerario efímero del poder respirar, sobre este circo de la vida.

Un abrazo.

Anna.

La Diabla dijo...

WOW, me encanta toda esta tematica del circo.

Me gusto el final, doma fiera y al final quien se lo come es el publico, de quien debe cuidarse mas.

muy buen blog, tambien en una ocasion me encontre con un blog que trataba de circos, puros cuentos sobre circos o articulos de la evolucion del circo, los fneomenos de circo y todas esas cosas.

A.Y.M.E. dijo...

hola!
gracias por pasar por mi blog, el tuyo igual me gusto, demasiado interesante.

y si como dices la vida es un circo
cuidate.

y muy buena cancion la que tienes

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

Hola!aquí estoy visitando tu blog!me ha gustado mucho!y es cierto esta vida es un circo...yo soy un payaso! jejeje un saludo!

luna45 dijo...

TE DEJE UN REGALO EN MI BLOG PASA POR EL POR FAVOR.

BESOS CORAZON

BLUEKITTY dijo...

Pasé a dejar saluditos... y debo confesar que siempre me aterraron los payasos, los arlquines me dan algo de tristeza también.
De igual forma, saluditos cálidos desde Argentina.